miércoles, 23 de abril de 2008

Trueque

Hubo un tiempo en el que todos los cambios en la pertenencia de las cosas se hacían en base a objetos, no había nada que pudiera dar un valor objetivo a cada una de las posesiones de las que se disponía. El trueque fue la base del comercio durante muchos años.
Apareció el dinero. El dinero, con sus devaluaciones y depreciaciones incluidas, permite valorar de manera objetiva y global el valor de cada producto, de cada servicio. Con el dinero dejó de ser necesario obtener siempre un producto a cambio de otro, se comenzó a obtener dinero que posteriormente se invertía en otro producto/servicio. El trueque perdió una gran parte de su significado.

Y hasta aquí la historia, de repente aparecen noticias como ésta: "Alquilo habitación por sexo" que me sugieren varias preguntas:

* ¿Qué se busca en este tipo de trueque, sexo o cariño?
* ¿Tan difícil es encontrar sexo o cariño?
* ¿Tenemos una sociedad lo suficientemente progre para que vea este trueque desde la normalidad?

Y para terminar, una canción del maestro Labordeta que me pasó el otro día un amigo y que te hace sentirte vivo.


10 comentarios:

malabarista infernal dijo...

Creo que hay que tener mucho cuidado con estos temas, uno puede opinar lo que quiera pero si alguien decide libremente y sin coacción utilizar su cuerpo o su sexo en un "trueque", ya sea por dinero o por cualquier otra cosa, los demás no creo que tengamos mucho que decir...
Y preguntas si es tan dificil encontrar sexo o cariño.. supongo que hay una respuesta por cada individuo, y si, para mucha gente es realmente difícil encontrar ambas cosas...
La moral de cada uno es algo muy pero que muy respetable, pero es solo eso, la de uno mismo, y no es extrapolable a los demás, o eso al menos es lo que yo creo.
Fantástico Labordeta

Romulo dijo...

Yo estoy de acuerdo; pienso que en el trueque no existe un valor objetivo de las cosas, sino el que cada uno le quiera otorgar, por lo que no todos estaremos dispuesto a pagar un mismo precio a cambio de algo.
Está bien que el valor de las cosas no venga dado sólo por el aspecto pecuniario.

En este sentido me viene a la cabeza un gran invento como ha resultado "el banco del tiempo", que podría ser una especie de trueque.

malabarista infernal dijo...

totalmente de acuerdo con el tema de los bancos del tiempo, son una de las ideas más justas que he oído en muchísimo tiempo, el valor del trabajo no depende de lo que uno haga,o no solo, sino de cómo lo haga y la actitud que ponga en ello.
El tiempo vale igual para todos, mejor dicho, vale igual el de todos.

Anónimo dijo...

Alucinante! Ví la noticia en el país, cada uno puede ve lo que quiere decís.. claro!
Os voy a decir lo que yo veo(sin moralinas ni tonterías):
Veo a una persona que se está aprovechando de la situación(desfavorable, mala...) de la otra para su propio beneficio. Y no me vale el decir: hombre si es consentido.. joder! hay que joderse de verdad, unno cuando esta jodido y necesitado y en determinadas situaciones acepta muchas cosas, que no quiere decir que por el hecho de aceptarlas estén bien, y que en otras situaciones no aceptaría ni por asomo. Anda que...

Henry Gondorff dijo...

A mí la verdad es que me parece un cambio sociológico importante, me ha llamado mucho la atención.
En cuanto a lo que comentáis del banco del tiempo, echar un vistazo a la web Kroonos, que pretende ser precisamente eso, una red social con forma de banco del tiempo para intercambiar habilidades de forma gratuita.

malabarista infernal dijo...

Querido anonimo, tus palabras han sido: "Veo a una persona que se está aprovechando de la situación(desfavorable, mala...) de la otra para su propio beneficio."
¿donde ves eso? porque del texto no se saca directamente esa conclusión, si ese fuese el caso por supuesto que a mí también me parecería fatal, porque cuando hablamos de tomar decisiones consentidas y libres hablamos por supuesto de no estar condicionado por nada, y la necesidad es un gran condicionamiento.
Pero esa no es la única posibilidad, existe otra posibilidad, y es que para una persona el sexo se viva de manera diferente a como lo vives tu (y como lo vivo yo) y pueda preferir pagar con sexo porque no le suponga ningún problema moral y gastar el dinero en otra cosa.
Un ejemplo claro es lo que dice el artículo de que hay gente que en lugar de pagar con sexo paga con chapuzas en caso o arreglando algo, si eso nos parece aceptable entonces por lo que el sexo no nos parecería aceptable no sería por un tema de necesidad, sino por un tema moral, y eso amigo es cosa de cada uno.

malabarista infernal dijo...

A propósito de lo que hablamos, un artículo sobre la prostitución y la campaña del ayuntamiento de Madrid, leed la parte final, la de Proyecto Esperanza.
http://www.publico.es/073882/acoso/
cliente/logra/atajar/prostitucion

Anónimo dijo...

No es moral no te equivoques, es un tema de dignidad. Ninguna persona en su sano juicio o con una situación no muy chunga estaría dispuesta a acostarse "por obligación" con su casero. Eso es lo que dice la noticia no son interpretaciones "Buscas habitación? Yo te la dejo gratis pero "estás obligada" a acostarse conmigo... Sin comentarios...

PD: A parte pueden salir temas chungos como: Ahora ya no me apetece follar contigo, asi que te piras, o me pagas el doble, y que tipo de contrato iba a tener la inquilina.?.. y mil cosas, buf...

malabarista infernal dijo...

Claro que es moral, yo también tengo la "obligación" de pagar a mi casero puesto que ese es el acuerdo al que hemos llegado.
El tema es si la sexualidad puede utilizarse como mercancía, como pago de algo, por supuesto una vez que llegas a un acuerdo estás "obligado" a cumplirlo.

"Ninguna persona en su sano juicio o con una situación no muy chunga estaría dispuesta a acostarse "por obligación" con su casero".

No digas ninguna, di que "tú" no estarías dispuesto/a a hacerlo.

RINCON OSCURO dijo...

el sexo debería ser algo tan natural que yo tampoco entiendo por qué hay que utilizarlo como medio de pago. Porque como dice el anónimo, si hoy no tengo ganas de chupártela, ¿qué hacemos? ¿me busco otro piso? Es como lo de desnudarse por dinero, pues qué chorrada, yo no pagaría a nadie para que se desnudara delante mío, pues también deberíamos pensar en ello como algo normal y natural, si es que parecemos gilipollas... Esto me recuerda a las fotos de portadas en revistas de famosas embarazadas que, supuesttamente aparecen desnudas. Me da la risa, ¡¡¡si salen de perfil tapándose las tetas, por lo que sólo se ve la barriga!!!, como si eso no lo viéramos en la playa todos los veranos...Incluso más, porque cada vez más mujeres se quitan la parte de arriba del bikini para tomar el sol. En fin, que el ser humano aún tiene mucho camino que recorrer para parecerse en algo a los primates.