sábado, 19 de abril de 2008

Madrid

No tengo nada que escribir.

Es lo primero que pienso cuando Malabarista me recuerda que hace mucho que no escribo nada en este blog. Y es verdad.
Ahora mismo estamos Henry y yo en su casa, llevamos dos días aquí en Madrid.
Madrid, Madrid Madrid... muy tentandora, siempre tapas y cañas, siempre algo que hacer.
¿Será el próximo destino?
El jueves pasado salimos a cenar, los tres. Llovía mucho, estabamos en Huertas, giramos una esquina y vi esta imagen. Curioso cuando en una ciudad siempre tienes algo que descubrir (vale, quizás esto es archi conocido por todo el mundo..., pero sabéis a lo que me refiero).

No tengo nada que escribir. Sí algo que decir:

La novedad impulsa, la rutina ralentiza.

2 comentarios:

Villar dijo...

Pues ánimo con lo que elijas...a ver si madrid es próximo destino, que yo estoy encantada con las sesiones de narcolepsia e ibuprofenos...un beso y hasta la próxima!!

daviz dijo...

jajaja muy bueno.. a cada uno lo suyo! La próxima será cafeina y paseo :)

me lo pasé muy bien (al menos mientras estuve despierto :)

besos, abrazos...