martes, 14 de abril de 2009

Déjame entrar

Cuando hoy he bajado a la calle, no se podía comer en el suelo. Llovía y hacía frío, y el cielo estaba oscuro, lleno de plomo. Menuda bienvenida, tan fría que esto no parecía mi casa.
Al menos encontré un nexo: al girar la esquina, en la marquesina del autobús que está a dos pasos de mi portal anunciaban con un gran cartel "Déjame entrar", la película que Jesús me recomendó que fuera a ver a la Cineteca Nacional, en una de las tardes del DF.

Si te gustó "Crepúsculo",... no vayas a verla. De hecho, creo que es mejor que no leas este blog demasiado.
"Déjame entrar" debe ser algo así como la enésima (nota para los fans de Crepúsculo: enésima significa "número inderminado de veces que algo se repite", traducidlo como la tropecientosava) película que trata el tema vampírico. Pero nunca he visto ninguna película como esta, dulce y sangrienta, sin ser gore ni morbosa, y cálida en el frío nórdico en el que está ambientada.

Para el que se anime a verla, he ojeado la cartelera y no la he visto en ningún cine, tal vez no la estrenen hasta este viernes todavía.





Disclaimer: cualquier comentario irónico hiriente que encuentres en este post, es producto de tu imaginación o de una interpretación hiperbólica de lo contenido en este site. Consultas y reclamaciones, llamen al 1004 ó al 11811 y pregunten por Tomaso.

2 comentarios:

Jesus dijo...

La verdad es que esa pelicula me gusto mucho, sobre todo por que ofrece lo que mas me gusta de una peli, el hecho de no contar toda la historia dandote la oportunidad de imaginar las cosas que no se ven, pero sin que llegue a parecer que la historia esta incompleta... cita favorita de esta peli: "En nombre de la sana convivencia me despido"

daviz dijo...

me encanta esa frase!