jueves, 22 de mayo de 2008

Las pipas y La Mala Educación [street-to-blog]

Debo parecer el adalid de las causas pérdidas y de poca monta- pensaréis - "Ahora viene éste protestando por cuatro cáscaras de pipa tiradas en el suelo de un portal...". O quizás ya soy un viejo cascarrabias ahora que rozo muy peligrosamente la treintena. Pues sí ...y no.

A veces alcanzo a entender -que no compartir- el egoísmo de los trepas en su trabajo, o del que no comparte su merienda porque no se sacia sino. Es instintivo después de todo, siguiendo con el tema del post anterior. Pero el egoísmo del vago que no es capaz de formar un cuenco con su mano para evitar que la persona que limpia al día siguiente el suelo que tú pisas y ves tan reluciente.. ya no tiene nada que ver con los instintos. Es un desprecio por el esfuerzo del trabajo del currito. Es la vaguería. Es la gandulería, haraganería, holgazanería, indolencia, ociosidad, la pereza, la vagancia. Es la mala educación.
Lástima que no se pueda educar a determinadas personas como a los perros, al más puro estilo Pavlov, y arrastrarles la cara por el suelo lleno de cáscaras.

8 comentarios:

Romulo dijo...

Daviz, no te asustes, los treinta no sientan nada mal, seguro que también a ti te quedan muy bien... y si no te convenceremos de ello, jeje

malabarista infernal dijo...

Pavlov igual no podemos,... pero si !Educación para la ciudadanía!

Henry Gondorff dijo...

Uff... si tirar pipas a la calle es un delito me declaro culpable! En cambio me revienta que la gente tira cosas más grandes al suelo, como el paquete de tabaco o la bolsa de las pipas. Y colgaría de la plaza del pueblo al que da la vuelta al cenicero del coche en la calle.

Henry Gondorff dijo...

qué fuerte... lo que hace la distancia o no se el qué... acabo de descubrir quién es romulo jajaja

daviz dijo...

estoy con vosotros!
henry, fíjate en la foto... es todo el suelo del portal..!! Una cosa es tirar alguna cáscara de pipa en la calle, y otra cosa es sembrar el suelo de la calle y del portal, y ademas dejar allí la bolsa de plástico.
de todos modos, habría que preguntarle a un barrendero que le parece el tema...

daviz dijo...

Henry, por cierto, siempre puedes cambiarte el nombre por "Remo".
O mejor aún... "Henry 2.0"

Romulo dijo...

Hola, soy Rómulo, pero el "nombre" no viene de Roma, sino de "Los renglones torcidos de dios"...¿os suena?

Henry Gondorff dijo...

sí, libro muy recomendable, Alice Gould y compañía.