lunes, 1 de septiembre de 2008

Aprendiendo en compañía

Mis propósitos para el nuevo año se sintetizaban en uno, seguir aprendiendo a ser pequeño, ni en el mejor de mis sueños esperaba contar con tanta ayuda para conseguirlo, en un fin de semana muy lindo además de las habituales felicitaciones cumpleañeras y de un artístico regalo del que ya tendréis noticias en este blog en breves fechas recibí un inesperado regalo, el mejor regalo de mi vida, el más barato, y el que me hace más rico...... Ilusión, recibí toneladas de ilusión, el ladrillo que construye el hogar de la alegría, el agua que en su seno arrastra el alimento del alma, el sol que con su calor da vida, la esencia, en fin, del mundo que habito en mis ensoñaciones, el hilo que me une a lo infinito, a lo insondable.
Me siento agradecido, a todos y cada uno de los que estuvisteis, en cuerpo o en alma, en persona o en espíritu, recordaré durante mucho tiempo las caras de quienes asistieron a la catársis, los mensajes de quienes no pudieron estar por las responsabilidades del día a día, las palabras exágeradas de quien me quiere en la distancia..... y por encima de todo recordaré siempre la cara de ilusión de quién movió los hilos, organizó al equipo y me da cada día el mejor de los regalos, su amor. Mi querida Valkiria, tú haces que la vida se me vuelva de colores.
Os quiero a todos, y os dedico mi mejor sonrisa.....






5 comentarios:

Henry Gondorff dijo...

qué fotos más chulas!! Me alegro de que lo pasárais bien... de que disfrutaras de tu día, y más importante, que disfrutes del día a día.

Mónica dijo...

la verdad es q fue un placer compartirlo contigo.. eso si, lo mejor fueron tus reacciones.. q caras d felicidad!! :-D
un besito

RINCON OSCURO dijo...

¡¡qué guapo estás!!

daviz dijo...

está muy majo verdad?
tienes madera....

Oye y ahora que ya tienes los ingredientes, ¿cuándo vas a cocer el asunto que planeabas en:

http://crecelavoz.blogspot.com/2008/06/llego-la-hora.html


??

malabarista infernal dijo...

está al caer......