lunes, 29 de septiembre de 2008

Crecer


Un fin de semana que empieza con Crece, y termina con Candilejas, tiene por fuerza que ser considerado como mágico.
La dulzura y la pasión de Crece, la ternuera, la emoción. Un espectáculo simple que te acaricia el alma, te la roba, la mece, la mima, y te la devuelve más llena que antes, más plena de lo que recordabas tenerla. Mima al niño que llevas dentro, y como su título dice.. creces.
El sábado acudía a una fiesta en la que no conocía a casi nadie, y no porque hubiera poca gente, montones de personas pasaban junto a mí, besos, saludos, apretones de manos, abrazos,... todo en un tropel acelerado, como si te hubieran arrancado de la "tranquilidad" cotidiana y te hubieran depositado en el centro de un escenario, en el que la obra estaba ya en su punto más álgido. Y tú miras a tu alrededor, algo sorprendido, algo aturdido. Y recuerdas, el olor del miedo, del miedo a la soledad, al ridículo, al error,... el miedo que en otro tiempo te cortó las alas y te ató a una vulgaridad insana, inventida y fabricada por un solo creador, tú mismo. Y compruebas que el amasar del tiempo sobre tu pequeña existencia hizo fermentar la levadura de tu alma, de tu ser, ahora no hueles el miedo, sino la curiosidad, por el mundo, por los demás, por tí mismo. Y creas sonrisas donde había espanto, respuestas donde siempre hubo preguntas. Paz, donde siempre hubo conflicto. Y te ries, de tí mismo y de la vida, de la alegría y de la tristeza, de lo correcto y de lo incorrecto.
El fin de semana terminó con Candilejas, Charles Chaplin reinventándose a sí mismo. Charles Chaplin riéndose de la vida, del sentimiento del ridículo, de los convencionalismos, de los corsés.

3 comentarios:

RINCON OSCURO dijo...

¿en Caixa Forum?

malabarista infernal dijo...

En Caixa Forum vimos hace unas semanas la exposición, y me quedé con la película para intentar verla cuando pudiera, y ayer terminamos la historia.

daviz dijo...

la verdad es que, M, estás imparable.
Un autentico malabarista en breve vas a ser, no solo de corazón. Y no lo digo por lo circense sólo.
Lo de infernal lo dejamos para más adelante eh?