miércoles, 24 de febrero de 2010

S.O.S.

me estoy volviendo un frikazo, o simplemente amagando la reversión a los tiempos de linuxero universitario. Hace unas semanas estaba buscando bugs en el código PHP de un developer colombiano, y hoy venía en un taxi haciendo un jailbreak desesperado a mi iPhone con redsn0w, intentando conectarlo a través de la wifi de mi lap convertida en un bridge hacia Internet a través de un USB 3G para que el pinche Cydia se descargue el Fuzzyband que va a hacer un downgrade del firmware de mi baseband para desbloquearlo de una vez!
Ya solo me falta ponerme a picar código yo mismo, hacer la aplicación del siglo, venderla en el Apple Store (o en Movistar Developers Platform, en su defecto) y ¡hacerme rico!

5 comentarios:

Xicoatl dijo...

debo declararme total y completamente incompetente en el tema :(
pero que bien suena :)

Henry Gondorff dijo...

Re-Bienvenido al grupo de frikis amic!

Yo ya estoy a medio camino para hacer una aplicación para Palm, que tiene más recorrido :-)

daviz dijo...

bueno tu siempre fuiste todo un entrepreneur, amic!
Xicoatl, no te preocupes que yo te lo explico, pero creeme, al final no sirve para nada!

Rincón oscuro dijo...

hoy he comido con un amigo que es el orientador/educador de un equipo educativo, que lleva varios colegios en la ciudad de Valladolid, y me contaba que los chavales son capaces de desarrollar programas de la hostia, de hablar en la lengua friki como la que acabas de mostrar, de entender el funcionamiento de cualquier "cacharro" tecnológico, pero que a la hora de comprender un simple texto o de resolver una situación cotidiana en la que intervienen las emociones pero ningún software, pues que no pueden, no saben, como si no tuvieran recursos...

daviz dijo...

yo sigo abogando, Rinconcito, por es asignatura de higiene emocional..
un beso!