viernes, 8 de enero de 2010

200 mil españoles abandonados en el desierto

O al menos fueron españoles, hasta que el gobierno del estado español decidió revocar esa nacionalidad. Y desde hace 33 años, los saharauis están abandonados en el desierto.

Copio lo que Rincón nos ha enviado, una reflexión de Eduardo "Las Venas Abiertas de América Latina" Galeano sobre la situación en el Sahara Occidental.



Me pregunto que reacciones viviríamos si el gobierno español decidiera de repente entregar a Marruecos el territorio y a los españoles que viven en Cuenca.





¿Por qué será que los ojos se niegan a ver lo que rompe los ojos?

¿Será porque los saharauis han sido una moneda de cambio, ofrecida por empresas y países que compran a Marruecos lo que Marruecos vende aunque no sea suyo?

Hace un par de años, Javier Corcuera entrevistó, en un hospital de Bagdad, a una víctima de los bombardeos contra Irak. Una bomba le había destrozado un brazo. Y ella, que tenía ocho años de edad y había sufrido once operaciones, dijo:

–Ojalá no tuviéramos petróleo.

Quizás el pueblo del Sahara es culpable porque en sus largas costas reside el mayor tesoro pesquero del océano Atlántico y porque bajo las inmensidades de arena, que tan vacías parecen, yace la mayor reserva mundial de fosfatos y quizá también hay petróleo, gas y uranio.

En el Corán podría estar, aunque no esté, esta profecía:

–Las riquezas naturales serán la maldición de las gentes.


3 comentarios:

Alguien dijo...

Quizás en vez de soltar esas lágrimas tramposas estimado Señor Galeano, deberías ya transparentar tus cuentas bancarias para que todo el mundo se entere de tu solidaridad con………..los dólares que generosamente te regala Argelia. cuando la dignidad de la cultura se sacrifica por la plata realmente luces decepcionante. cual es la diferencia entre los que se prostituyen ofreciendo sus "sexy" plumas y las que se prostituyen ofreciendo su lindo cuerpo? en realidad la prostitución cultural le hace mucho más daño a la sociedad.

Henry Gondorff dijo...

qué gran libro de Galeano! Que por cierto debo tener por ahí perdido, como el libro de Kawasaki y el GTD de David Allen. ¿Por qué siempre pierdo los libros?
Por cierto daviz, el otro día apareció, cinco meses después, la insoportable levedad del ser que perdí en agosto!!

Alguien, no te entiendo muy bien la verdad.

daviz dijo...

qué bien amic. pero no lo entiendo, lo perdiste en Gijón en la semana negra y aparece en Salvador de Bahía en año nuevo????
¿magia de tripartito real?
abrazos!