martes, 21 de septiembre de 2010

Lembrança coyoacana

Juntos, recuerdos de mis dos lugares favoritos del planeta hasta la
fecha: las "fitinhas" del señor de la buena muerte de Salvador de
Bahia, y las pinturas de Frida Kahlo de la Ciudad de México. En los
dos sitios adoran el colorido, no creo que sea casualidad.

Como ya te dije una vez, con estas cosas que voy acumulando, mi no-
casa se está convirtiendo en un museo kitsch...!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Top web site, I had not noticed crecelavoz.blogspot.com earlier in my searches!
Keep up the good work!

Henry Gondorff dijo...

Buff cuántas veces te atosigaron para coger ese puñado de cintas?? Jajaja tenías que ver a Calvo cómo era incapaz de zafarse de la gente que venía a venderle cosas. Era muy gracioso :)

Abrazos y Feliz Sukkot!! :-)

daviz dijo...

las comprè, hombre. 20 por un real en Bomfim. Si fueran de las de los Atosigantes, se supone que te las atan en la muñeca con tres nudos (cada uno, un deseo) y no te las puedes quitar hasta que se caigan por si solas (tiempo estimado, 6 meses). Esta segunda vez que fui no me asediaron, no se porque..( ¿sera que mi nivel de portugues ya es casi nativo jejejeje?)
De hecho de las que comprè llevaba alguna en el bolsillo, caso de que viniera algun vendedor ofreciendome una fintinha de regalo, "presente de coraçao palavra de baiano", yo ofrecerle otra... pero nada, no me dieron oportunidad.

pobre Calvito!!
abrazos.

Xicoatl dijo...

voce tem um jeito de baiano, nao cré?... Eu acho que sim!

daviz dijo...

quase!! rssrsrs
o jeitinho brasileiro, nao é?

abraços.