lunes, 16 de junio de 2008

Gol a la sinrazón

En tiempos de Eurocopa, y tal como está el mundo del balonpié ahora mismo, tan lejano en ocasiones de los postulados del barón de Coubertin y del espíritu deportivo que me inculcaron cuando daba mis primeras patadas a una pelota de cuero, llega a mis manos una información interesante sobre el deporte rey.
Sobre como desde el deporte se puede puede luchar contra la sinrazón (y no solo mostrar sinrazón), y además me viene muy a tiempo puesto que anoche estuve viendo "el gran dictador" de Charles Chaplin.... ¿casualidad?

El gol que irritó a Hitler

3 comentarios:

Raúl dijo...

He leído "¿Casualidad?".

malabarista infernal dijo...

jajajaja, me gusta que estés atento a los guiños que te ofrezco..

Henry Gondorff dijo...

casualidad o serendipia, esa película es tremenda!