jueves, 16 de julio de 2009

El sentido de la vida puede captarse en las esquinas

Pudo ser la vez número trescientas cincuenta mil doscientas veinticuatro que doblé la esquina del Paseo hacia mi plaza. ¿qué cambio? Lo que pasó por mi cabeza, fugaz. Un pensamiento que no se quedó más de tres segundos, y que apenas ahora recuerdo. Capté un retazo de conversación, eso lo disparó, dos personas hablando junto a la esquina: ".. no sé.. piensa que es una cosa de karma". ¿De karma? ¿Hablando de karma en la Plaza de Toros, en una esquina torrada de calor bajo la canícula, a las 4 de la tarde? ¿Entra eso en la gama de pares posibles para temas y lugares?
Karma. Escuchar conversaciones ajenas ya da perspectiva, pero si estas son sobre temas transcedentales, la perspectiva se agudiza hasta el ridículo. En dos segundos, debí elaborar una teoría completa, compleja, que fui a olividar a los tres segundos, y que versaba sobre el ser humano y su sentido de la profundidad, lo patético de la vida, lo efímero de la transcendencia y el escaso éxito medio que tienen los homo sapiens de dotar de significado a su existencia. Cuando más lo intentan, más ridículo parece. Y cuanto más lo veo más ridiculo me parece, lo que piensan, lo que dicen, lo que hablan, las conversaciones sobre temas transcedentales, profundos; y lo que yo hago, lo que yo pienso, sin comillas. Todos homogéneos, clones, wannabes, quiero-ser-y-no puedo, quiero- pensar-distinto-y-no-sé. Karma.
Vas a trabajar, te comes un helado, hablas del karma con tus amigos, y te duermes por la noche. Al dia siguente, igual o parecido. Un ciclo. Si fuera un observador independiente que examinara desde la Luna el comportamiento de estos semi-monos que infestan el planeta azulado pensaría que el ciclo del pensador del karma es tan primitivo e insignificante como el del girasol.
Para lo que ambos van a servir al universo...


Post scriptum: espero que no estuvieran hablando de la ministra de Defensa.

2 comentarios:

RINCON OSCURO dijo...

¿qué es el pensador del Karma?
pero, ¿Karma no es sinónimo de "energía"?
¿quién necesita pensar en la energía? Es lo que nos mueve, nos atrae, nos aleja...
¿Tiene la Tierra su propio Karma? En caso afirmativo ¿se trataría de la fuerza de la gravedad? ¿o sería la suma de todos los karmas de todos esos semi-sapiens que, según una operación matemática imposible de resolver, son los que provocan esos ciclos de los que hablas?
¿Has pensado que tus actos pueden ser el resorte para que otros actúen o no actúen, debido precisamente a la energía que de ellos se desprende...?
Joér, en vaya pensamientos te has metido. Debió de ser el calor de la "esquina torrada" a esa hora tan calurosa. Lástima que no tuvieras gazpacho de mi madre al llegar a casa, y así no habrías escrito estas paranoias y en consecuencia yo no estaría haciéndote las preguntas que dije antes. ¿Lo ves? Tu karma ha sido la causa de un efecto. ¡Hmm!

Henry Gondorff dijo...

Interesante reflexión... y buenísimo el PD :D