martes, 1 de junio de 2010

Calor y circo




Pese a que todo, o casi todo, está en la Red, no me acostumbro a deshacerme de "mis papeles". Por ejemplo durante todo 1 año he estado, sin intención alguna, guardando la guía oficial en formato periódico del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid del año pasado. Y hace un rato revisando unas carpetas y fundas de plástico perforadas, he vuelto a releer los comentarios y reseñas de lo que vi entonces, recordando en la medida de lo posible algo de las sensaciones que tuve mientras veía las actuaciones. Las risas que me eché con "Dislocate", un trío de Australia,; más risas aún con Sebas, un tío muy divertido que vi por 2 veces de tanto que me gustó; las lágrimas que no pude contener con una compañía de bailarines portugueses en la que también participaban personas con parálisis cerebral; la ilusión al ver a mi hija aplaudir a una pareja, también de Portugal, llamada "Ariane Numero"; la originalidad que me pareció el dúo "Dithyrambe", de Francia; el intenso silencio de unos jóvenes vascos de "Kukai Danzta Konpainia"; el desparpajo y la sorprendente improvisación de unos chilenos que cortaron el tráfico de forma espontánea en la Pza. Poniente para interactuar con cualquiera que transitara por allí; el calor que pasé viendo a otra australiana, "Liz Lea", pese a abanicarnos con las telas de sus vestidos; el miedo al principio y la calma después de mi hija al ver a unas txalapartaris; la presión en la barriga del vértigo que daba ver a "O' Ultimo Momento", un acróbata subido a un mástil enfrentado a la gravedad; el asco de los escupitajos y gárgaras de "Mokadam Kanibal", de Francia, y sobre todo, el cúmulo de emociones que se revelaron con "1 Watt", unos belgas a los que di mi voto.
Cuán gratos estos recuerdos en este lunes tan veraniego, justo después de haber vuelto a sentir la magia durante 5 días intensos entre artistas de calle de todos los mundos.
Mi gran aplauso para todos/as ellos/as.

(Por cierto, en la introducción del vídeo aparece alguien conocida. Una pista: tenía entonces casi 1
año:



3 comentarios:

Henry Gondorff dijo...

qué bueno ver a la nena ahí :D

malabarista infernal dijo...

que grande!!! como me hubiera gustado estar... por cierto, vi a Sebas en Lavapies por las fiestas de San Isidro, que divertido!!
un besazo

Rincón oscuro dijo...

malabar: no entiendo por qué no aprovechas que tienes casa aquí para disfrutar de este Festival tan mágico y que trae un ambiente que no hay el resto del año. Hay actuaciones por todos lados y a casi todas las horas, desde las 12.00 hasta las 00.00. (Se para para comer, je,je...)De veras que disfrutarías un montón. No sólo hay gente y vida "interesante" en las ciudades grandes...